martes, 30 de octubre de 2012

-- Trastienda de "de mil humores".

    Apenas si tengo tiempo para escribir estas líneas, antes de que Él aparezca de nuevo y quizás me lleve. Y si me lleva, es para no volver. Pocos vuelven.
    Pocos somos quienes nos movemos o nos atrevemos a venir acá, a la trastienda de "de mil humores".
    Está obscura y huele mal: a rancio, a podrido, a vidas que palpitan sin haber nacido aún. Espectros o sueños o fantasmas.
    La trastienda de Él.
    Él, sí, Él: Jesús Tadeo Sila, se hace llamar.
    Maldita su estampa y maldita su arrogancia. Maldita su prepotencia de Creador...
    Porque su retahíla es siempre la misma y no se cansa ni se inhibe un cuarto de soltárnosla a la cara.
   
    La punta de mi pluma es la prolongación de mis sueños, dice el muy engreído. Y en mis sueños, porque YO así lo quiero, estáis vosotros.
    La punta de mi pluma es la punta de mi dedo. La punta de mi pluma es la punta de mi lengua, es la punta de mi nariz, es la punta de mi sexo o es la punta de mis deseos.
    Y en mis deseos, YO soy el dueño de vosotros. En cada instante que se me tercie.
    La punta de mi pluma, sabedlo, soy YO: Jesús Tadeo Sila.
    Y os llevo a todos ensartados a mi pluma, a mí: porque YO así lo quiero.
 
    Así nos habla, ¡así!, empezad de una vez a conocedlo, ¡vosotros que tanto le leéis y tanto decís admirarle! Así es como nos habla entre bastidores, que se vé que las verdades más crueles gastan a veces hechuras de soneto. Así es como este Jesús Tadeo Sila nos trata, enteraos de una vez.
    Y por si las palabras no hirieran lo suficiente, las refuerza con el gesto: asestando contundencias allá donde piensa que el verbo le flaquea, sin dejar un sólo instante de señalarnos y marcarnos con esa su susodicha pluma sostenida como un dardo entre sus dedos regordos...
    Que no es que nos asombre a estas alturas, ¡Señor!, pero sí que afortala en nosotros una desagradable sensación sombría de desasosiego. La noción ingrata, que no gusta a nadie que se la recuerde, de la vulnerabilidad...  Mucho pánico, si he de ser sincero.
    Por que a ver. Poneos en el lugar. Y mirad que un tipo con gafas, con pelambre valleinclana, con desaliños espirituales y dedos regordos que sostienen una pluma en ristre, os apunte a la cara y os diga lo que acabáis de oír: lo de la punta de sus sueños y la punta de sus deseos y la punta de su lengua y la punta misma de su mismísima p...
    Aquí, entre sus páginas en blanco, le conocemos todos demasiado bien. Fuera afectaciones de última hora. Le conocemos de sobra, a este Jesús Tadeo Sila de tan ligera pluma y tan vacuos sentimientos, que lo mismo de buenas nos ensalza que de malas nos hace morir despacio, mientras nos observa sin mover un músculo de la cara, fumando como quien ve pasar un tren.
    No invento nada. Mirad a Juanca, lo que le hizo en su última entrada. Mirad cómo se refocilaba con la nancy de su hermana, hace unos meses. Mirad cómo le endiñó toda una maldición maya a aquél viejo compañero, que no lo merecía. Leedle y contad cuántas vidas crea para dejarlas después a sus espaldas. Olvidadas. Abandonadas. Deshilachadas.
    Se regocija y se relame en crearnos y destruírnos después a su capricho...
    Como si fuera Dios. Un Dios de pacotilla que cree que solamente con un bolígrafo y una hoja en blanco puede ir a sus antojos con y por la vida de cualquiera.
    Me queda poco tiempo.
    De un momento a otro llegará, éste mi Creador, éste mi Dueño, éste mi Dios.
    Y no puedo saber lo que hará... lo que será de mí. Apenas si he podido culebrear entre su libreta de borradores: hay niños, hay asesinos, hay banqueros, hay ancianas, hay animales, hay políticos, hay señoritas, hay gente de campo, hay carceleros, hay madres, hay amigos, hay bohemios,  hay enamorados...
    Tiene el cabrón, este Jesús Tadeo Sila, cien borradores y no sé en cuál de ellos me encajará a mí. No sé quién seré mañana ni cómo acabaré.
    Sólo sé que es el dueño de mi vida. Y que me ha creado para ser el protagonista de una veintena de renglones.
    Después, se olvidará de mí. Existiré para sus dos horas o tres de solaz, mientras se relame escribiendo.
    Ya se acerca, ya se acerca. Le oigo venir: poner el cenicero a la derecha, el tabaco a la vera, la copa a la izquierda, el folio en medio... pasarse la mano por la frente, despeinarse a conciencia, morderse un labio, echar un vistazo a su cuadernillo de borradores.
    Y tomar, como quien agarra una lanza, su pluma...
    No me mires aún, Jesús, no me mires todavía. Me darás vida dos días, para convertirme después en muñeco de cera de tu blog.
    No me mires aún.
    Que no me toque ya a mí... cabrón.
   
   
 
   

   

47 comentarios:

  1. Ja ja, pues dile a Jesús que se ponga en contacto conmigo que lo necesito. A ver como consigue dominar a sus personajes y hacerlos suyos, porque a mí los míos se me rebotan, van por libres y hacen lo que les da la gana, empiezo en un tono y me hacen terminar en otro, quiero hablar de un tema y acabo hablando de otro distinto y así todo, ellos se me rebelan y me pueden a mí, y ya está bien.
    Jesús ayúdame!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Tengo que ir pensando un Premio al primer comentador de artículos. Y creo que sé ya quién se lo lleva.
      Jaja. Mi querida hermana. En verdad que a mí los personajes también (siempre) se me van de las manos. Y de hecho, por muy planificador que sea (ya he confesado otras veces que el 99% de cuanto escribo lo hago antes con papel y boli); por muy planificador y detallista que pretenda ser... también los personajes se me escapan.
      Valga de muestra un botón: el post de hoy.
      Un día quisiera solicitar a cuantos blogueros tenemos de compañeros, pedir que escribieran qué siente cada uno cuando inventa una historia o crea un personaje.
      Yo, personalmente -y de ahí ha salido esta entrada de la trastienda- he inventado tantos (yo mismo soy uno)que a veces me quedo con la gana de volver páginas hacia atrás y saber qué ha sido de ellos...
      Tienen vida propia, hermana. Te lo aseguro.
      Y como bien dices... a veces quisiera dominarlos.
      Pero es imposible y es buena señal. Es señal de que andan vivos o andan muertos. En un caso u otro, es señal de que He Creado.
      Un beso, cielo.
      Y gracias.

      Eliminar
    2. Ya te contesto yo a eso si quieres. Mi opinión.

      Cuando se crean personajes, a medida que vas inventando situaciones y diálogos, va naciendo algo que te pertenece, que es tuyo , que te enorgullece, que forma parte de tí... independientemente de que los demás lo consideren bueno o regular. Y aunque pueda parecer que después los olvida para crear otros...no es así, nunca es así, se quedan contigo para siempre y en algunos momentos, al recordarlos, se llega a sentir algo de nostalgia.

      Tú eres uno de los blogs que leo con más satisfacción porque me gusta como escribes, tienes madera de novelista y creo que tus personajes se sienten honrados de ser creados por ese tal...Jesús Tadeo Sila.

      Besos.

      Eliminar
    3. Eres muy amable y tus palabras me calan hondo, amiga. En verdad que puedo confesarte, que de tanto como llevo escrito (pff, desde los catorce) todavía hay vivencias que me hacen dudar si han sido mías o han sido de algún personajillo de éstos que alguna vez dejé correr a sus anchas.
      Incluso sueños hay, que he soñado metido en sus pieles. Ya ves si tienen vida o no.
      Gracias por tu comentario y un besazo.

      Eliminar
  2. Hola Jesus, pasaste el otro día por mi blog y ahora que tengo un rato me he pasado a conocerte. Por aquí ando trasteando por tu trastienda y por aquí me quedo.
    Beso

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Estás en tu casa y ni falta hace que te lo diga... Siempre es un placer saber que tienes visitas. Como verás, es un blog cuyo título lo dice (o lo pretende) decir todo.
      A veces, tienes humor. Y a veces (no sé por qué) cuando no tienes humor, te dicen que tienes malhumor. Y a saber por qué... Como si no tener humor fuera sinónimo de tenerlo malo.
      En fin. Que gracias por andar cerca y espero que salgas con una sonrisilla de complicidad.
      Un abrazo cordial.

      Eliminar
  3. Los personajes y sus vicisitudes. O el autor (suena pretencioso) y las suyas. Hoy me toca empadronarte. ¡Te pillé! Donde las dan las toman, señor Pirandello. Hoy tienes varios personajes huyendo o escondiéndose de su autor. Los entiendo, yo también, si fuera un personaje tuyo, huiría despavorido, claro que controlando la carrera para que no me perdieras de vista. Porque tampoco sabría renunciar a mis quince minutos de gloria.
    Un abrazo, amigo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja, Pirandello y sus seis personajes en busca de autor. ¿Has leido a Noel Claraso? Un autor español muy, pero que muy y demasiado olvidado. Él le dió una vuelta de tuerca y escribió, allá por los cincuenta, creo recordar, "Seis autores en busca de un personaje". Toda una joyita humorística.
      Y sí, a veces yo también huiría con gusto de mi autor. Al menos, cuando me entere de quién es el osado.
      Un abrazo, compañero, y gracias por andar siempre cerca.

      Eliminar
    2. Recuerdo vagamente título y autor, aunque no recuerdo haberlo leído. Me lo anoto para su búsqueda y lectura.
      Gracias por la sugerencia.

      Eliminar
    3. Siempre un placer, amigo.
      A veces, desearía verte de vueltas por Sevilla. Debe ser toda una gozada echar una copilla juntos y tertuliar un buen rato... Sería un rato inolvidable, que daría pié a mil anécdotas, mil recuerdos y quizás cien entradas originales para ambos blogs.
      Abrazos.

      Eliminar
    4. Eso podría estar bien. No lo descartemos. Aunque en las distancias cortas, soy mucho más retraído. Pero unas Cruzcampo contigo serán (porque lo van a ser) todo un placer.
      Un abrazo.

      Eliminar
    5. No serán tan cortas las distancias, amigo. Una mesa con alguna que otra tapilla nos separará lo suficiente. Jaja.

      Eliminar
  4. Es un ingrato ese personaje, pudiendo pasar a la posteridad se conforma con el anonimato, cuánta ingratitud por su parte.

    No repara en que un personaje puede acabar en otra pluma menos preparada, que el Quijote no sería el Quijote de haber caído en otras manos, debería estar deseando que llegara su turno en vez de escabullirse.

    Yo que tú le castigaba por osado.

    Abrazos.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Ya lo tengo condenado, amigo Dessjuest.
      En primer lugar, no volverá a salir a la luz hasta dentro de unas semanas.
      Y cuando salga, pienso cargármelo en el segundo o el tercer renglón. A lo Clinesgud. Le apuntaré a la frente con mi pluma recargable y le diré:
      -- ¿sabes lo que es ésto? Es una pluma parker de seis cartuchos de tinta. Seguramente te preguntarás si queda algún cartucho dentro o no... ¿Quieres comprobarlo?
      Y al limbo, por chuleta.
      Un abrazo, socio, y gracias por tu comentario.

      Eliminar
  5. Jesús te olvidará pero nosotros no...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Hmmm... Ya veo que te pones de parte de él.
      Os castigaré a los dos. Te haré protagonista de un relato y te lo pondré de compañía...
      Aunque no. Eso sería injusto para ti, pero demasiado complaciente para él compartirte durante unas líneas.
      Debo pensar otra cosa...
      Jaja. Un abrazo, preciosa, y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  6. ¡Como me gusta leerte! Es cierto lo que ha dicho Inma, los personajes los creas en el momento, pero luego, al rato ya tienen su propia personalidad y hacen un poco lo que les da la gana.
    Es un juego realmente divertido. Algo que has creado tú y al rato estas viendo a ver cómo se le ocurre reaccionar a tu criatura.
    Cuando escribí mi primer cuento hace siglos... entendí lo del libre aldedrío. Com mi personaje lo aprendí.
    Me encanta leerte.
    Besazo

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tus palabras, amiga, que a más de Crear, no deja de ser agradable que alguien te diga que te lee con gratitud.
      Y crear tiene eso, sí. Eso tan particular y personal que solamente cambia por una simple vocal: Crear es Creer.
      Y terminamos creyendo en "nuestras" criaturas, porque hay un soplo casi divino que las termina haciendo tan reales como nuestra sombra.
      Un abrazo, cielo.

      Eliminar
  7. Pues a mi que quieres que te diga ME GUSTA COMO ESCRIBE JESÚS TADEO SILA...

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Lo principal es escribir. El tema, el personaje y hasta el estilo, es ya pura cuestón de gustos.
      Me hace feliz saber que hay gente a la que puedo hacer pasar un buen rato con un relato o un artículo. Y no sería uno en justicia sincero, si no reconociera que le place que se lo hagan saber.
      Conque agradezco tus palabras y espero que sean muchas las veces que pueda arrancarte una sonrisilla de complicidad.
      Es lo que pretendo... aunque para ello tenga que soportar personajillos que se me suben a las barbas.
      Gajes del oficio.
      Un abrazo, preciosa.

      Eliminar
    2. Tu puedes con ellos y mas...
      Besitos

      Eliminar
    3. Eso espero, que no me empujen de la silla el día menos esperado, jaja.
      Besos

      Eliminar
  8. Vamos a ver si el personajillo este de tres al cuarto va a tener más leyes que el gran jefe piel roja de D.Jesús.

    Todo lo que es arte quedará siempre entre nosotros, un buen relato, una buena novela, una excelente obra de teatro, una pedazo de película, siempre resalta alguién, un primer protagonista, un secundario, un perro .... cualquiera se puede introducir en nuestra esencia y hacer mella, eso es un lujo y a veces ni las propias personas físicas hacen esa obra de ingenieria de formar parte de nosotros, hay a veces que sus dialógos, sus frases brillantes quedan en nosotros de por vida, si eso no es ser importante, apaga y vamonos!!

    O sea que andate con ojo querido Jesusito de mi vida que el patio lo tienes sublevado que están dentro del movimiento "A por él" oeee oeee y en ese estado son peligrosos.

    Un besito y cuidadito que nos escuchan shhh shhhh ;)
    Amelia.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Llevas razón en cuanto dices, vecina, que personajes hay a los que he sentido más vivos que a muchos seres que se llaman a sí mismos reales.
      Y tanto de los que leo como de los que creo, aprendo siempre mucho más: porque es todo un ejercicio de introspección meterte en la piel de otro.
      Todo lo que escribo -no recuerdo quién lo dijo-, de alguna u otra manera lo he vivido.
      Y con respecto a este personajillo que hoy se hace por voluntad propia protagonista de mi blog, ¿qué puedo decirte? Creo que lo facturaré en un paquete vía Puerta del Sol de Madrid, porque me ha nacido indignado de marca.
      Un abrazo afectuoso, mi vecina.

      Eliminar
  9. Bueno pues venía a conocerte y hacerme una vaga idea de quíen dejó esas palabras tan de agradecer y esa visita tan inesperada como grata y ¿que me encuentro? con un nombre y dos apellidos, con un reguero de detalles , dentro de un lenguaje que me trae aromas del pasado pero con un contenido más que original...un texto que se dirige al autor, esto ya me deja sorprendida y atrapada..atrapada sí....porque hay palabras que fueron como un rellano donde me paré y me dije ¿de donde sacó el vocablo?se refocilaba ...no hizo falta ir al diccionario porque la continuación de la frase me hizo averiguar in situ el significado....pues el texto que se aguante porque creo que haces con ellos un buen muy buen entretenimiento para el lector asi que....continua y que la punta de tu pluma sea tu extensíon nunca tu barba valleinclanesa no sea que un dia te la afeites y se te vaya la inspiración ejjejjje
    Un saludo con alas...dejo miguitas para saber el camino de vuelta...
    Lehahiah

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Encuentro fácilmente el rastro de miguitas que has dejado hacia el punto de destino... entre otras cosas, porque has dejado con ellas una gran miga que es: Lehaiah.
      Aunque con lo de las alas, ya me bastaba, compañera. Y con tu forma de escribir, creo, creo igualmente, que hubiera sido capaz de seguir la pista.
      En fin, que agradezco tu visita y tu comentario. Siempre es más grato que te responda un lector a que lo haga el propio personaje que creas. Y si el lector en cuestión lo hace con tan amables palabras como tú, miel sobre hojuelas.
      Un abrazo y espero volver a encontrarnos pronto, ya sea en tu bosque encantado ya sea en esta pequeña buhardilla que es tu casa.
      Besotes.

      Eliminar
  10. Cambiaré Jesús por Judas, Tadeo por Iscariote y consideraré la faceta sanguinaria de Sila. Es lo más que puedo hacer. No puedo salir dando un portazo y prometiendo no volver por aquí, porque soy débil y ya estoy enganchado a sus palabras.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Jaja. Vas atinando con el seudónimo, por lo que veo, porque en la dualidad está la pista. La dualidad de Judas y la dualidad de un Sila. Ya ves. Hasta quienes escribimos nos hemos inventado en un momento u otro, aunque pocas veces seamos capaces de recordarlo o reconocerlo.
      Gracias por no dar portazos, compañero, que las ideas se vuelan al menor golpe de aire.
      Y gracias,sobre todo, por el elogio que suponen tus palabras.
      Un cordial abrazo.

      Eliminar
  11. Una "calaverita" en agradecimiento para mi cuate Jesús:

    En éste blog tan divertido todo el que pasa se se extasía,
    porque Jesús es un gran valedor que con sus letras nos extravía,
    Error de dedo dice a veces, cuando cuela su osadía
    De escribir con sólo dos, por eso tiene mala ortografía

    Pero hizo enojar a la flaca, que ébrida decía:
    Jesús: ¡ hoy te llevo! por escribir palabrejas ¡que ni yo conocía!
    Y hete aquí que Jesús le imploraba: ¡ no me lleves flaca mía!
    Mira que yo, ¡no estoy listo todavía!

    Pero la calaca incompasiva de tajo lo arrancó del mundo en que vivía
    Y a su casa lo llevó bastante cerca de la Gran Vía
    Donde Chucho escribe hoy con amarga melancolía
    Acerca de otros blogs a los que antes leía

    Jajaja No dejes que se te rebelen tus personajes Jesús, que se parecen a los Gremlins y al rato no los vas a poder controlar, ahh y disculpa por mis malas rimas, que acá en México se acostumbra hacer “calaveritas” (rimas alusivas al día de muertos) para los amigos, un saludo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Pues mira, amigo, me ha gustado. De veras que me ha gustado tan original forma de comentario. No conocía eso de las "calaveritas", pero si en vez de la rima atiendo a que se dedican a los amigos y entiendo con ello que me consideras como tal... es para sentirme realmente satisfecho y orgulloso de compartir contigo mi amistad.
      Muchas gracias. Ya veo que lo de "ébridas" va a terminar sentando cátedra en la Real Academia. Si es que, a fin de cuentas, no suena tan mal, ¿no crees?
      Jaja.
      Un abrazo, amigo, y muchísimas gracias por el detalle.
      Calaveritas... me gusta.

      Eliminar
  12. Anda que como todos los personajes te salgan así de respondones, un día se confabulan y van por ti.
    Jajaja! cuidate mucho y cuando vayas por la calle ya puedes ir mirando a todos los lados y en tu casa ni te cuento.

    Un abrazo :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Bueno... es un riesgo que hay que correr cuando se escribe de corazón.
      No sería tan chulo, no, este personajillo si no hubiera creído en él desde el primer momento.
      Me cuidaré las espaldas, eso sí... Pero sobre todo con los personajes Reales... Esos sí que me dan que pensar.
      Un beso. Y gracias por tus palabras.

      Eliminar
  13. Jesús, que un personaje se te está desmadrando, a ver si pones orden!!!
    Jajaja!! Qué bueno, ya veo que tus personajes tienen más o menos tu humor, más vale que vayas con cuidado, no vaya a ser que uno de estos seres que crees se te amotine en casa por ejemplo...
    Besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Debo de andar con cuidado, por supuesto...
      Pero como comento un poquillo más arriba, le temo más a los personajes reales.
      Al fin y al cabo, a este tonto sublevado lo elimino cuando quiera.
      Escribir es un gran tesoro. Eres Dios o eres nada: pero puedes Crear.
      Y me encanta.
      Un abrazo.

      Eliminar
  14. Y sí, finalmente es un creador el escritor, y sus lectores? recrean a sus anchas lo expresado. Un perfil necio y muy querido porque a pesar de ser duro con su descripción, siento una mancedumbre ante la belleza de la vida y una gran pasión por decir lo que siente ... igual que yo. Un placer sentir este personaje que sale de la realidad y que a veces parece un sueño. Un abrazo

    Un placer pasar por tu casa y compartir.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Un placer leer tu comentario, Leticia. Y llevas razón. El lector forma a la vez parte sustancial del relato, porque es a fin de cuentas quien le da la interpretación final, o al menos Su interpretación.
      Y cada relato, en cierta medida, lleva debajo la firma de quien lo lee.
      Gracias por tu visita y tu comentario.
      Un abrazo cordial, amiga.

      Eliminar
  15. Vaya..... ya había leído antes algo tuyo (después de descubrirte en casa de Miguel) pero vaya.......
    Pues ná.....aquí me tienes rendida a tus pies. Ya tienes otra fiel seguidora y, al igual que Macondo, ya tienes a otra enganchada a tus palabras!

    Muchos besos

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Eres muy amable. Todo un placer para mí tenerte cerca, como a Miguel, Macondo, Inma y tantos otros...
      Me ha gustado lo de "en casa de Miguel".
      Suena familiar. Y al fin y al cabo, es eso lo que van tejiendo nuestros escritos... una gran familia que se sigue, se lee y busca el reencuentro en cuanto puede.
      Gracias por tu visita y tus palabras, preciosa.
      Un beso.

      Eliminar
  16. La punta de su pluma es la proyección de una espada templaría, el brillo de una lanza quijotesca, el pico de un trueno de Zeus. La punta de su pluma es la coronación de sus años, de sus noches solitarias e inciertas, del brillo de un faro lejano (chipionero, claro esta)
    Empapa de todas las sabidurías y la vez reniega del rigor de la certeza, la punta de su pluma sube por la calle Águilas y remata cual estandarte romano en la calle alcaicería
    La punta de su pluma se pierde por Mateos Gagos, para culminar en fe victoriosa, que todo lo ve y todo lo percibe. La punta de su pluma bien pudiera ser el guía supremo en busca de la eternidad.
    La punta de su pluma habita en muchas vidas y es un vínculo perpetuo de sentimiento.



    Un abrazo Ñao
    ¡ La punta de solomillo que nos vamos a comer tu y yo cuando nos veamos Ñao.!

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Joder, nao, estás sembrado. Todavía voy a pensar si dejar tu comentario aquí o ponerlo arriba como si fuera una entrada mía...
      No pierdes facultades, desde aquéllos años en que garabateábamos en las servilletas del Bar Europa.
      Gracias por tus palabras, coño, que ya las quisiera de epitafio más de uno.
      Y lo de la punta del solomillo, ha sido la guinda, jaja.
      Un abrazo, nao.

      Eliminar
  17. Pues ese tal Jesús Tadeo Silva, no creo yo que lo haga tan mal... Besotes
    Ana

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Gracias por tu comentario, amiga.
      Cuando empiece a hacerlo mal, lo destruiremos también e inventaremos a otro mejor.
      Un beso.

      Eliminar
  18. Nunca había sentido que me habían presentado "tan-bien" a alguien. :)

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. No te fíes mucho de lo que leas por este blog, cielo. Cuentan que hay fantasmas... Y que en ocasiones, se escuchan voces.
      Yo creo que hay demasiada gente en él. Demasiados alters ego. Demasiados personajillos pensando en una callada rebelión a bordo.
      Lo malo es que no sé quién es el autor a estas alturas y quién el instigador revolucionario.
      Un beso y gracias por tu comentario. Eres muy amable.

      Eliminar
  19. El inicio para mí, fue una especie de catarsis que me permitiria liberarme de fantasmas interiores.
    En este mundo de Internet he descubierto las muchas posibilidades que se me ofrecen.

    ¿Me reconocerás? Te sigo.

    Un abrazo.

    ResponderEliminar
    Respuestas
    1. Reconoceré algún color, reconoceré alguna fugaz presencia, reconoceré algún agitado aleteo a mi alrededor...
      Y si son mariposas, de entre mil mariposas sabré cuál es la que me sigue.
      Te reconoceré, no lo dudes.
      Gracias por volar cerca.
      Y mi más afectuoso abrazo.

      Eliminar

¡Anímate y participa dejando tu opinión, tu parecer o tu comentario! Siempre contesto a todos. Gracias.