jueves, 12 de septiembre de 2013

-- Beethoven y yo.

Cuentan las anécdotas -no sé ni me importa que sea cierto o no-, que Beethoven tocaba el piano dando la espalda al público...

 Nada del otro mundo, si no fuera porque Beethoven era tenaz además de sordo. Quiero decir, que tanto la sordera como la tenacidad le llevaron a veces a girarse cara al respetable y observar con estupor -quizás con encanto- que el público hacía horas que se había marchado a su casa... mientras él tocaba y tocaba, aporreaba su teclado ajeno a todo.

A veces debiéramos hacer lo mismo.

 Por desgracia -para quien me trata con cierta asiduidad- yo suelo hacerlo. Cuando algo me apasiona o me emociona, siento -sinónimo de percepción pero no de sentimiento- que estoy dando la espalda a mucha gente. No puedo evitarlo. Me basta una canción, una musiquilla, un relato, un libro, una mirada, un recuerdo, un buen culo, un beso o una gota de agua en las gafas para enajenarme y soltarme de la mano, como un crío travieso o soñador, e irme lejos y perderme.

No es grato... Al menos, para quienes te rodean o quien te acompaña. Pero es inevitable. No necesito un móvil para mirarte a los ojos, escucharte, rozarte y -sin embargo- no estar a tu lado.

Y no tengo la excusa de ser ni sordo ni tenaz. Solamente soñador.

13 comentarios:

  1. Bueno.
    Cada uno es como es.

    Qué se le va a hacer. Un beso.

    ResponderEliminar
  2. Siempre hay que tener los pies bien asentados en las nubes.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar

  3. Eso es ser soñador y lo demás una patochada....pues yo me alegro de que lo seas siempre y cuando no dejes de lado nada de lo que verdaderamente sea importante para, puedes perderte en los sueños y no encontrar tu realidad.

    Besos apretaos, Jesús.

    ResponderEliminar
  4. Oye, esto puede ser importante, al intentar entrar con el Google Chrome me sale el siguiente aviso:

    "PELIGRO, SE HA DETECTADO SOFTWARE MALICIOSO

    Google Chrome ha bloqueado el acceso a esta página en masducados.blogspot.com.es.

    Se ha insertado contenido de www.topbloarea.com, un distribuidor de software malicioso..."

    Como me ha parecido importante, me he pasado al navegador Internet Explorer y este si me ha dejado entrar, supongo que he corrido peligro pero mi antivirus no ha detectado nada, para avisarte.

    Supongo que ese topbloarea debe ser uno de los "banners" que tienes para conseguir mas visitas, a mi me pasó algo parecido con uno que se llamaba "blogarama.com".

    Creo que sería bueno que hicieras un seguimiento e incluso retiraras ese banner. Es posible que Google Chrome sea demasiado alarmista pero el caso es que mientras salga eso, la mayor parte de la gente que use Google Chrome no va a poder acceder y perderás visitas.

    Saludos.

    ResponderEliminar
  5. Yo te comprendo, sobre todo con los culos, hay alguno que hipnotiza.

    ResponderEliminar
  6. A mí también me sucede lo del Chrome, pero te busco por el Explorer.
    Felices sueños, Jesús.
    Un abrazo.

    ResponderEliminar
  7. Pues me parece estupendo. Es tu manera de sentir y quizás incluso estes mas cerca que otros que parecen que están pero que no...
    Besos
    Ana

    ResponderEliminar
  8. Lo bueno de ser un soñador es que tienes un montón de mundos propios a los que puedes ir cuando te plazca
    Un gran abrazo

    ResponderEliminar
  9. Jesús. No podía entrar en tu blog con Chrome. Ahora sí.
    Entiendo lo que dices. Lo bueno es que quien camine a tu lado sepa comprenderte y viceversa.
    Un beso

    ResponderEliminar
  10. Los humanos somos muy dados a lo facil como es el recoger del arbol la fruta madura sin mirar las raices y todo el proceso necesario para la consecución de ese fruto, y cuando creemos que tenemos bastante, nos alejamos y dejamos como antes de llegar nosotros, al arbol.
    Igual pasa con los genios, que solo los escuchan un rato y despues desaparecen ahitos de sus frutos, sean musicales o escritos, dándose la paradoja de que a dia de hoy nadie sabe quienes fueron los que salieron de la sala de conciertos pero todos si saben quien fue Beethoven.
    De ahi que piense, árbol de uberrimos frutos, que es mejor que seas un genio como aquel aunque te dejen solo y no como los que te leen que al cabo de na y menos se van al acabar tu escrito y te dejan de nuevo solo.

    ResponderEliminar

¡Anímate y participa dejando tu opinión, tu parecer o tu comentario! Siempre contesto a todos. Gracias.